10 autoras para el #LeoAutorasOct

En 2016 surgió en Twitter la iniciativa de #LeoAutorasOct, una propuesta que invitaba a leer, recomendar y compartir libros escritos por mujeres durante todo el mes de octubre. La idea era romper esa desigualdad entre el número de hombres y mujeres que se leen al cabo del año. Ahora la iniciativa ha crecido y todo el mundo comparte sus listas de recomendaciones de autoras favoritas para este mes. Ya voy una semana tarde, pero este año ha sido mi mejor año como lector (en cantidad y calidad) y casi todas las novelas que he leído estaban escritas por mujeres; no es casualidad. Así que yo también quiero…

Estas son mis 10 recomendaciones para el #LeoAutorasOct:

Andrea Abreu

No podía empezar con otra autora. Andrea Abreu (1995) y su Panza de burro han sido mi mayor descubrimiento en años. Una historia increíble sobre el paso de la infancia a la adolescencia, sobre la amistad, y sobre lo que implicó crecer a finales de los 90 y principios de los 2000. Es una novela salvaje. No se puede describir de otra forma. ¡Un chute de emociones, vaya! La recomendaré hasta la saciedad.

Irene Solà

¡Qué manera de jugar con el lenguaje, con el relato, con los narradores y con el arte de contar historias! Los diques y Canto yo y la montaña baila, de Irene Sola (1990) son dos de las mejores novelas que he leído este año. Si queréis leer sobre las voces de lo rural o el regreso a las raíces, estos son vuestros libros.

Elisa Levi

Lea, la protagonista de Yo no sé de otras cosas, tiene «ojos de campo» y con esa mirada dibuja un pueblo de cuatro calles donde nunca pasa nada y a la vez todo está por ocurrir. Así comienza la sinopsis de la última novela que he leído, de Elisa Levi (1994), publicada hace solo unas semanas. Le debo el descubrimiento a un librero de la Feria del Libro de Madrid, que me recomendó varios libros, pero hizo especial hincapié en esta novela que estaba a punto de publicarse. Acertó de lleno, así que gracias, estés donde estés. Ahora yo no puedo sino recomendarla también, porque es buenísima.

Sara Mesa

Un amor, de Sara Mesa (1976) fue la primera novela que me leí este año. ¡Y vaya comienzo! Una historia sobre un amor… pero uno peculiar, extraño e incluso turbador. La protagonista es una inexperta traductora que acaba de mudarse a un pueblo. El resto es mejor que lo descubráis. En casa también se han leído Cicatriz, y me consta que es tan bueno como Un amor. Yo es el siguiente que voy a leer, por si queréis lanzaros también.

Luna Miguel

A Luna Miguel (1990) la sigo desde que coordinó la antología Tenían 20 años y estaban locos y publicaba poemas en su blog personal. Una de las mejores poetas y editoras de su generación (la mía), este año ha publicado Caliente, un ensayo muy personal sobre el deseo, el amor y el placer. También tiene publicada la novela El funeral de lolita, que está en la parte alta de mis libros pendientes. ¡Habrá que aprovechar este mes!

Cristina Morales

No necesita presentación. Cristina Morales (1985) ganó con Lectura fácil el Premio Herralde y el Premio Nacional de Narrativa. Es una novela radical en todos los sentidos, que cuenta la historia de Nati, Patri, Marga y Àngels, cuatro mujeres que tienen diversos grados de lo que la Administración y la medicina consideran «discapacidad intelectual» y comparten un piso tutelado. Innovadora, potente, inconformista, visceral… ¡Para mí ya es un clásico de nuestra época!

Rosa Montero

Lo primero que leí de Rosa Montero (1951) fue Historia del rey transparente, en el instituto, cuando todavía no sabía que el mundo de los libros me acompañaría para siempre ni que tenía entre las manos a una de las grandes voces de la literatura española. Pude conocerla a ella y a Bruna Husky, su personaje más icónico, en Avilés, y desde entonces me tiene ganado. ¿Qué leer de ella? Pues la serie Bruna Husky, claro, que empieza con Lágrimas en la lluvia, o La ridícula idea de no volver a verte, una historia íntima y personal que habla de su propia vida, de la vida de Marie Curie y de la pérdida. A finales de 2020 publicó La buena suerte, novela que tengo dedicada y guardada y que estoy deseando leer.

Alba Quintas

Todo lo que escribe Alba Quintas (1994) es sinónimo de calidad. Inició su trayectoria literaria alzándose con el Premio Jordi Sierra i Fabra y yo tuve la suerte de compartir con ella sus primeros pasos, gracias al foro de la Generación Jordilauriana, ahora en eterno letargo. ¿Mi recomendación? La venganza de Ariadna, una historia dura, pero llena de esperanza. Una novela más que necesaria que pone la sororidad en el centro de todo. Para los amantes de la fantasía, este año ha publicado La memoria del errante, la primera novela de la serie Crónicas de los Tres Reinos. La imaginación se desborda en cada página. ¿Lo que pensamos e imaginamos existe en nuestro mundo, en otro o no existe en absoluto?

Elena Medel

Elena Medel (1985) es otra de las grandes voces poéticas de su generación. Directora de la editorial La Bella Varsovia, su poesía ha recibido galardones como el XXVI Premio Loewe a la Creación Joven o el Premio Fundación Princesa de Girona 2016 en la categoría de Artes y Letras. Su primera novela, Las maravillas, propone un recorrido por las últimas décadas de la historia de España y un retrato lírico y honesto de la mujer trabajadora.  

Ana María Matute

Y ella, claro, como no podía ser de otra forma. A Ana María Matute hay que leerla toda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: